Libertad – sexual


En el medievo el derecho de pernada o «ius primae noctis» era el privilegio feudal por el que los nobles tenían potestad de pasar la noche de bodas con la mujer de sus vasallos, esto es, de desvirgarla. Una violación en toda regla que se mantuvo en algunos países latinos hasta el siglo XX.

A principios del siglo XX se comparaban las conductas y capacidades psicológicas de las diferentes especies animales incluida la humana.
Los objetivos de éstos estudios sobre la conducta , el instinto, y las pautas que guían la actividad innata o aprendida de los animales, como su agresividad, el apareamiento, el desarrollo del comportamiento social , (…), es tratar de explicar por qué algunos individuos resultan ser depredadores para su propia especie. Se han hecho, y se siguen haciendo cientos de estudios sobre el comportamiento humano. ¿Qué les induce a violar y matar a otro ser humano?.

“El hombre de la sociedad actual, vanidoso en su culto al cuerpo y desmedido en la búsqueda de placer, sea relacionado con dinero o sexo, transforma su vida en un circulo vicioso, donde la conquista de pequeños placeres le trae una satisfacción personal momentánea, que da paso a la necesidad de querer más” Epicuro 341 a. C. Estos depredadores por múltiples razones están instalados en el ” Ello” y el ” Yo” , no conocen leyes, no obedecen reglas y sólo tienen en cuenta sus propios apetitos, éstos siempre reinciden, siempre buscan esa satisfacción y entran en su circulo vicioso. Ahora la pregunta es , ¿ son aptos para convivir en sociedad?.
Últimamente las vergonzosas sentencias   por violación han levantado de la silla, como si quemara, a toda la sociedad , empujando a la calle a miles de mujeres y hombres pidiendo justicia , ¡están violando y asesinando a las mujeres!!!. Manadas, chicles, Montoya, pederastas, acechan en cualquier esquina, (…) ¿Qué está sucediendo?. Las violaciones existieron siempre, la necesidad de convivir en sociedad y el deseo de asegurar su propia descendencia, obligó al hombre a crear normas en su conducta sexual . Estas reglas no impedían los abusos y las violaciones, pero sí obligaban al silencio a las victimas de dichas violaciones, ya que eran ellas las repudiadas social y familiarmente.

Hoy esa sociedad, harta de callar, pide y espera justicia por tales agravios, y se tropieza con un muro llamado Código Penal, y detrás de ese muro, su interpretación, esa parte, tal vez la más sangrante e irracional. Los políticos gastan saliva en debatir si es justa o injusta la prisión permanente revisable para violadores y asesinos reincidentes, pero los últimos acontecimientos claman la aplicación de esta pena. ¡Basta ya!, saben o deberían saber que no es posible recuperar para la sociedad a individuos como  Pedro Luis Gallego, ( el violador del ascensor), o los anteriormente mencionados, Montoya , José Enrique Abuín , ( el chicle)…

Es cierto que una ley no va a impedir un delito, nunca lo hizo, pero con el monstruo encerrado se evitarán otros crímenes, no se puede empatizar con ellos, no se re-insertan, mantenerlos dentro de prisión aporta más seguridad al resto de la sociedad. Sin embargo , una Ley que olvida a las victimas , una justicia laxa, una mala o ninguna valoración psicológica, deja una amplia libertad de maniobra a estos “animales”, y permite que las libertades de éste sistema social y en particular la libertad de la mujer sea su coto de caza.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s